fbpx

Por qué ser feliz es lo mejor que puedes hacer por tus niños

Hoy tenía pensado publicar un artículo completamente distinto, dándote más detalles sobre mi nuevo libro: La Cajita Come-Miedos y sobre lo feliz que soy al ver que se mantiene en el Nº1 en ventas en su categoría en Amazon. También quería compartir contigo algunas de las colaboraciones que continúo realizando. Hace unos días, mi querida Pilar, de maternidad continuum me hizo un hueco en su web para publicar este artículo sobre los temores infantiles. Si no lo has leído, te invito a que lo hagas :). Y más recientemente (hoy mismo) se ha publicado una entrevista que me realizaron para UNIR revista. A mí me ha encantado el resultado, puedes leerla pinchando aquí.

Y ahora que al menos te he resumido toda la información que debía ser un artículo completo, déjame contarte por qué ser feliz es lo mejor que puedes hacer por tus peques. Aunque en principio, pueda parecer mas que obvio, es posible que no seamos conscientes de ello y menos aun, de forma permanente.  Así que, me parece importante dedicarleal menos unas líneas en mi blog.

Si llevas tiempo conmigo, sabrás que mi regla Nº1 en educación es que desarrolles en ti las cualidades que deseas que tenga tu hijo o alumno. Tú res el espejo en el que se miran, su modelo a imitar, su persona de referencia. A menudo veo a mamás completamente volcadas en sus hijos, sobre-ocupadas por su bienestar, tratando de darles todo aquello que consideran que es lo mejor para ellos, pero lo hacen desde un nivel de estrés, angustia y ansiedad que termina dificultando ya no solo su propia felicidad, sino también la de sus hijos. Se han olvidado de que ellas, además de madres, son personas que también tienen derecho a recibir atención y cuidados. Comenzando por el suyo propio.

Con esto pretendo transmitir que nuestros actos son tan importante como la actitud que adoptamos al desempeñarlos. Puedes ayudar a tu niño a hacer los deberes desde el agobio y la preocupación porque apruebe y las prisas por hacer la cena y poner la lavadora o bien, sentarte con él con una actitud relajada desde el interés por lo que está aprendiendo y con una sonrisa en la cara.

Y lo más importante: Si tú eres feliz, es muy probable que tu niño no se conforme con menos. Convivir con una persona feliz es mucho más agradable que con una persona triste o malhumorada. Contagia tus buenas energías a tus seres queridos y verás la diferencia :). Si tú cumples tus metas, mantienes una alta autoestima y llevas una vida plena y satisfactoria, tienes muchas más posibilidades de que tus hijos sigan este mismo camino.

¿Cómo hacerlo?

    1. Mímate:

      Dedícateal menos, un par de horas a la semana: Ponte una buena mascarilla en el pelo, hazte un peeling facial, dedícale unos minutos al cuidado de las uñas… No hace falta gastarse grandes cantidades de dinero. En internet hay un montón de información para crear tus propias cremas exfoliantes o tratamientos de cuidado corporal. Nada como un domingo de lluvia para dedicarnos un ratito a nosotras mismas. Te aseguro que después de algo así, te sentirás muchísimo mejor y cargada de energía para afrontar lo que haga falta.
      .

    2. Sé optimista.

      Está demostrado que las personas optimistas son más felices que las pesimistas. No resulta difícil de creer, ¿verdad?Hay una frase que afirma lo siguiente: tu vida es una copia impresa de tus pensamientos“. Creo que no hacen falta demasiados argumentos para defender el optimismo :). Así que ya sabes; piensa en cosas buenas y cosas mejores ¡Ocurrirán!.
      .

    3. Ríe más. 

      Sonríe y mantén esa sonrisa durante 30 segundos. Existen multitud de experimentos científicos sobre la sonrisa, y uno de ellos demuestra que no solo la felicidad nos invita a sonreír, sino que también sonreír nos puede hacer más felices. ¿A qué te sientes mejor?. Es un pequeño truco que puedes introducir en tu vida diaria. Tomémonos más en serio la risa 😆 . Aprovecho desde aquí para hacerte u llamamiento, para que compartas conmigo libros, películas, etc, que te hayan hecho reir. La risa es un bien universal, ¡compartámosla! Y si puedes reírte en compañía, todavía mejor :).
      .

    4. .Medita.

      Todavía no he conocido a nadie al que no le siente bien una pequeña meditación, aunque sea de 3 o 4 minutos. Nuestra mente también necesita descanso, ya que no se detiene ni cuando dormimos. De hecho, es cuando más trabaja. Tómate un par de minutos para “repostar”. Por ejemplo, al llegar a casa del trabajo, antes o después de sentarte a hacer los deberes o a merendar con tus peques.  Cárgate de energía para continuar con tus obligaciones. Por si sigues poniendo «peros» como «Pero yo no sé cómo meditar» o «pero no tengo tiempo» o «pero no tengo un sitio apropiado», te dejo este vídeo que te enseña a realizar una sencilla meditación de 1 MINUTO sentado en una silla. Ya no hay «peros» que valgan… El audio está en inglés, pero tiene subtítulos en español. Es muy fácil de entender, te sentirás identificado al instante y te encantará, ¡te lo aseguro!.

Recuerda que ocuparte de tu felicidad no es un acto egoísta, más bien todo lo contrario. Tu felicidad influirá de forma positiva a todos los que están a tu alrededor.

Si te gustó este post, también te gustará...

6 comentarios en “Por qué ser feliz es lo mejor que puedes hacer por tus niños”

  1. Me encantó esta nota. Realmente es cierto todo lo que dices.
    Siempre me gustaron esas mamás con gran personalidad, alegres, radiantes. Sus hijos son seres con mayor seguridad, confianza y personalidad extrovertida. Que aquellos hijos con madres malhumoradas o más opacas.
    Me interesa mucho el tema.
    Cariños

  2. Gracias por este post. Llevo unos dias en el que no hay dia que no me digan una mala noticia. Ademas, el tiempo no acompña. Vivo en Finlandia, y noviembre es el mes mas triste del año, por la falta de luz. Intento dedicar una hora al dia para mi misma, he decidido que voy a nadar todos los dias, y eso ayuda. Claroq ue se transmite la negatividad a los niños. Si yo estoy de mal humor, y grito a mi hij, el me responde de las mismas maneras.

    Un saludo, te seguire desde hoy

    • Hola, Noelia!

      Creo que vives en un país fantástico para educar a tus niños, ¿verdad? Es cierto que la falta de luz también afecta al estado de ánimo, yo soy galega y en Galicia son muy frecuentes los días nublados, grises y se nota mucho en el estado anímico.

      Es genial que te dediques ese tiempo para ti, además de que nadar es una actividad muy completa. Esa hora es una gran inversión para ti y para todos los que te rodean.

      Un fuerte abrazo y muchísimas gracias por tu apoyo.

      Belén Piñeiro

  3. Hoy he dejado a Oliver (8 meses) con el papi y he salido al centro comercial durante una hora y media. Sola, para buscarle ropita. Volviendo, sonreía y pensaba exactamente todo esto que ahora leo aquí.

    Y te aseguro que sí, aunque a mí personalmente me parezca obvio lo que escribes, de vez en cuando hace falta recordarlo y mentalizarlo. Así que gracias por este post tan bonito. Lo compartiré.

    Un abrazo

  4. Muchas veces pensé así como madre y creí que era una postura algo egoísta sin embargo su articulo me permite reafirmarme que mis hijas serán felices si yo como persona doy esa estabilidad emocional, gracias por su aporte el la página web que necesitaba y se que me sera de mucha ayuda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.