fbpx

Videojuegos educativos

Esta es la primera vez que trato el tema de los videojuegos y quizás no sea la forma en la que te lo esperabas. Creo que no hacen falta más artículos acerca de la necesidad de limitar el uso de las nuevas tecnologías en los más pequeños porque es algo obvio acerca de lo que todos sabemos. Por lo que he decidido de informar a padres y educadores acerca de los videojuegos y la educación.

Las nuevas tecnologías ya no son tan nuevas. Los niños de hoy son nativos digitales. Convivimos con ellas y es necesario que conozcamos aspectos como qué efectos tienen los videojuegos en los niños; los tipos de videojuegos que existen; qué videojuegos son recomendables en la escuela o incluso cuáles pueden ayudar a niños con problemas o dificultades en el aprendizaje.

Las TICs son una herramienta más en educación y cada vez son más los estudios sobre videojuegos los que afirman que un uso razonable de los mismos tiene beneficios en los niños. Por eso, recientemente decidí adentrarme en este mundo, que reconozco que tenía olvidado desde hace bastantes años, a pesar de hacer uso del ordenador a diario.

Tras algunas pruebas, creo que he acertado con mi primera recomendación. Traté de buscar videojuegos educativos que encajasen con el alma de Maestra de Corazón: Que fomentasen los valores, las habilidades emocionales, sociales, la creatividad y también, a ser posible, alguna habilidad más académica como el razonamiento lógico-matemático, el lenguale, la música o la memoria… En principio parece difícil, ¿verdad? Yo pensaba lo mismo, pero ya verás… sigue leyendo. ¡Sí que existen!

Voy a presentarte un juego que invita a ser mejor persona, a empatizar, a ser solidario, que fomenta la creatividad, la resolución adecuada de conflictos y que además, ayuda a los niños con el lenguaje y la escritura. Y todo eso… ¡de una forma muy divertida!

Videojuegos educativos

Scribblenauts

Scribblenauts
Imagina, escribe, resuelve.

Había una vez… Un niño llamado Maxwell que en compañía de su hermanita emprende un viaje por el mundo para vivir emocionantes aventuras y resolver retos, que terminan siendo experiencias didácticas de autoconocimiento. Para ayudar a nuestros amigos en su tarea, su padre les obsequia con un libro con una habilidad muy especial: convertir todo lo que en él se escribe en objetos materiales.

Un día, mientras caminaban de regreso a la ciudad, se encuentran en el camino con un anciano de apariencia desaliñada que les pide algo para comer. Maxwell decide darle una manzana y de paso jugarle una pequeña broma… que termina con un final inesperado. El anciano resultó ser un poderoso mago que lanzó un hechizo sobre la hermana, que poco a poco comenzó a convirtirla en una figura de piedra.

Ahora, la misión de Maxwell será viajar por el mundo para encontrar personas en situaciones complicadas y ayudarlos con el libro mágico. Cada vez que logre que alguien se sienta feliz, recibirá una estrella que le resultará de gran utilidad para revertir el hechizo que recae sobre su hermana.

Si buscamos la definición de pedagogía, encontraremos que el origen viene la unión de dos palabras del griego: «paidos» (niño) y «gogía» (llevar). En Scribblenauts llevaremos a un niño (Max) a través de una historia llena de problemas por resolver, donde le estimularemos a través de diferentes situaciones que desarrollarán su creatividad e imaginación, teniendo como objetivo ayudar al prójimo.

¿Se te ocurre una mejor forma de utilizar una videoconsola? Sin duda, Scribblenauts es de ese tipo de juegos que funcionan como herramienta lúdica para el aprendizaje.

Lo tienes disponible para Nintendo 3DS y para Wii U. Está recomendado para niños a partir de 6 años. También es fabuloso para que los peques practiquen el inglés, tanto el reading como el writting. En este caso, salvo que estén creciendo en un ambiente bilingüe, yo lo recomendaría a partir de los 12 años. Me despido dejándote algunas versiones del juego, para que le eches un vistazo.

.
Videojuegos educativos II
+ 6 años. Wii U
Videojuegos educativos
+ 6 años. Versión en castellano
Versión en inglés. Perfecta para niños un poco mayores
Versión en inglés. +12 años o bilingües

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu opinión cuenta

¿Qué opinas de esta nueva sección de artículos? ¿Qué videojuegos educativos recomendarías tú? ¿Te parece un tema interesante? ¿Hay alguna temática sobre la que te gustaría que recomendase algún videojuego? Inglés, matemáticas, ciencia, historia… Deja tu opinión en los comentarios. ¡Tomaré nota para próximos artículos!

Si te gustó este post, también te gustará...

8 comentarios en “Videojuegos educativos”

  1. Hola, yo también sugiero una app que se llama Breath de The Sesame Street, les enseña a los niños a respirar, pensar y luego actuar. En el juego ellos le ayudan al monstruo a hacer esos tres pasos.

    • ¡Gracias, Anna!

      Bueno, es cierto que casi todos los videojuegos son educativos en el sentido de que ayudan a desarrollar capacidades como la toma de decisiones, los reflejos, la coordinación óculo-manual… etc. Pero muchos «cojean» en algunos aspectos de guión, como los valores que promueven, la violencia…

      Recuerdo hace varios años que había un juego en el que conseguías puntuación atropellando gente, y cuanto más vulnerable fuera el atropellado, más puntos te concedían: Una abuela con un carrito de bebé daba mucha más puntuación que atropellar a un varón de mediana edad, por poner un ejemplo.

      Estoy de acuerdo en que es un juego… Pero el hecho de vendernos el mensaje de que es divertido atropellar gente aunque sea «de mentira», siempre será más negativo que emplear tus horas de ocio en ayudar a la gente, aunque sea de forma virtual.

      • Es cierto.Después hablamos de delincuencia,del desborde social.Lo estamos viviendo.Desde Freddy Kruguer la sangre, el dolor y el sufrimiento parecen no importar.Sacamos a relucir el monstruo y en vez de guardarlo en la cajita o desecharlo, lo alimentamos y promocionamos.

        • ¡No puedo estar más de acuerdo, Ana María!

          Es cierto que los juegos son eso, juegos: ficción. Pero ¿por qué no pueden tratar de sacar nuestra mejor versión, en lugar de «alimentar» sentimientos como la violencia, el rencor, la venganza o la ira?

          Sólo hay que ver las series y películas de más éxito… No niego que, por ejemplo, Juego de Tronos (Game of Thrones) tenga un argumento trabajado, un buen guión, una gran fotografía, dirección, banda sonora o vestuario. Pero el 90% de las escenas de la serie muestran escenas de sadismo, venganza, tristeza, rabia, abusos, violencia extrema, tortura… y un largo etcétera de emociones «negativas» que generan malestar al que las siente.

          Contemplar algo así no puede ser beneficioso para nadie, por mucha ficción que sea.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.