fbpx

¿Conoces la práctica del QiGong? Descubre qué es y cuáles son sus beneficios.

Hace poco más de un año que comencé a practicar Qigong, para mejorar la salud de mi espalda y prevenir lesiones en cervicales y lumbares, que son las partes de mi cuerpo que más sufren debido a mi trabajo. Me apunté a un curso de Qigong con bastón, en el Instituto Qigong de Barcelona, y la verdad es que estoy muy satisfecha. Me parecía muy interesante compartir con vosotros algo de esta experiencia, ya que creo que es una actividad que no se conoce demasiado, por lo que decidí hablar con la directora del instituto, Núria Leonelli Sellés, para preguntarle acerca del Qigong y su práctica con los más pequeños, y conocer un poco más sobre su historia y sus beneficios. Ella, muy amablemente, accedió al momento a escribir un artículo para Maestra de Corazón, el cual te facilito a continuación. 

QIGONG PARA LA SALUD DE LOS NIÑOS

El Qigong es una actividad física que integra el cuerpo, mediante el movimiento y la postura, la respiración diafragmática y la mente atenta y focalizada, en pos del bienestar físico, emocional y mental. Cuando se integra el cuerpo, la respiración y mente, se consigue un estado qigong. Es la unión del cuerpo y la mente, la respiración es el vínculo entre ambos.

En China, existen más de 100 métodos diferentes de Qigong que se pueden clasificar en estático o dinámico, preventivo o curativo, o por corriente filosófica: taoísta, budista o confucionista.

El qigong equilibra la energía vital o qi lo que se traduce en bienestar físico, equilibrio emocional y calma mental. El Instituto Qigong Barcelona profesa especialmente el Qigong para -prevenir la enfermedad y preservar la salud-. Un aspecto muy sorprendente a la vez que lógico de la sociedad oriental es que los chinos de la antigüedad pagaban una cuota al médico, siempre y cuando se mantuvieran en un estado saludable, sin embargo en el momento que caían enfermos dejaban de pagarle dado que ya no podían trabajar. Es por este motivo que la práctica sobre la –prevención- de enfermedades alcanza un gran desarrollo y prima sobre el aspecto de –curación. Sucede todo lo contrario en Occidente.

El Qigong es apto para todas las personas sin distinción de condición física, género y edad: lo pueden practicar los adultos, jóvenes y también los niños! Es muy eficaz para prevenir la enfermedad y mantener la buena salud de los niños. Los ejercicios son fáciles de aprender y realizar correctamente y los más pequeños los aprenden jugando y pasándoselo bien.

kids

El qigong enseña principalmente a los niños a respirar y a relajarse realizando simpáticos ejercicios en movimiento que imitan a un tigre que salta, un oso que se rasca la panza o una grulla voladora. Es muy efectivo en el tratamiento de asma infantil. El Qigong entrena la respiración abdominal que consiste en distender y relajar la zona del bajo abdomen en la fase de inspiración, lo que facilita al músculo diafragmático moverse hacia abajo. De esta manera los pulmones disponen de más espacio en la parte inferior, entonces los lóbulos incrementan su dilatación y expansión y por tanto la capacidad de intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. El bajo abdomen se contrae en la fase de espiración y el diafragma vuelve a subir. El ciclo de inspiración y espiración siempre se realiza por la nariz, de manera suave, muy lenta, continua y silenciosa. Son muchos los ejercicios de Qigong que enseñan la respiración completa en la que las áreas abdominal, torácica y clavicular intervienen en el proceso de respiración. El niño aprende a controlar en todo momento una respiración adecuada que será herramienta clave para ayudar a superar la crisis de asma. Varias series de ejercicios de Qigong actúan específicamente sobre la cintura escapular y la caja torácica que la movilizan y flexibilizan hacia diferentes direcciones proporcionando un suave masaje sobre los pulmones que son estimulados y activados. Los brazos se mueven arriba y abajo, adelante y atrás para aumentar los espacios intercostales y entrenar la musculatura respiratoria.

Son muchos los beneficios que el Qigong aporta a los niños:

A nivel físico proporciona conciencia del cuerpo y armonía, educa la postura corporal aportando estabilidad, alineación de la columna vertebral, equilibrio, coordinación y flexibilidad. Regula los sistemas fisiológicos: respiratorio, cardiovascular y digestivo. Fortalece el sistema inmunitario y el niño se vuelve más resistente a las enfermedades.

A nivel emocional equilibra la rabia, tristeza y miedo, los niños están relajados y disfrutan de la vida con ilusión y alegría.

A nivel mental aumenta la capacidad de atención y concentración y por tanto el aprendizaje, mejorando el rendimiento escolar. Refuerza la memoria y estimula la imaginación y creatividad.

Núria Leonelli Sellés

Instituto Qigong Barcelona

Si queréis ampliar más información, este libro os ayudará a conocer más en profundidad la práctica del Qigong y a comenzar su práctica con los más pequeños, para comenzar a disfrutar de sus beneficios.

Captura de pantalla 2015-02-18 a las 13.26.28

 

 

 

 

 

 

Muchas gracias de nuevo, Núria, por compartir con nosotros parte de tus conocimientos y por todas las facilidades que me has dado para la creación de este artículo y por tu amabilidad. Ha sido un verdadero placer contar contigo.


 ¿Tienes dudas?

Como en cada artículo, te invito a que me hagas llegar tus intereses y dudas al respecto de este o cualquier otro tema. Puedes hacerlo a través de las redes sociales, los comentarios de este post, o por correo privado. No olvides suscribirte para recibir directamente en tu correo las nuevas entradas, además de contenido exclusivo :lol:. Tu feedback es fundamental para seguir mejorando :).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.