Mis principales aprendizajes de 2018

Mis principales aprendizajes de 2018

¡Un año más, ya está aquí! Para curiosos y curiosas, os presento mi cierre de este 2018 y mis objetivos para 2019.

Mi balance de 2018

Si tuviera que resumir 2018 con una palabra, esta sería consolidación. Me alegra poder decir esto, porque releyendo mi balance de 2017, ese era uno de mis propósitos para este año ¡y ni lo recordaba! A continuación, comparto contigo algunas cosas que me han ido bien este año y otras que no me han ido tan, tan bien.

Cosas que han ido bien en 2018:

  • Formaciones presenciales y conferencias 👩‍🏫. Este año ha sido bastante movido respecto a la formación presencial. He continuado ofreciendo formaciones en centros educativos (para padres y profes), he participado en bastantes congresos (a destacar, sin duda alguna, el II Foro de Educación de Vigo, donde coincidí con grandes referentes de la educación como Richard Gerver (para mí fue como conocer a Richard Gere 🤩) y también continuo trabajando como profesora de los Módulos de Inteligencia Emocional e Inteligencias Múltiples en el Postgrado de Innovación Educativa y Nuevas Metodologías de Aprendizaje del Centro Europeo de Formación Ausias March.
    .
  • Como consecuencia del punto anterior, he aumentado considerablemente el número de “contactos” a nivel laboral 🤝. Poco a poco, conozco a más profesionales del sector con los que crear proyectos, hacer propuestas, intercambiar información o simplemente entablar buenas conversaciones, compartir experiencias y recordar por qué hacemos lo que hacemos. Tengo varios proyectos en camino que aún no puedo compartir, pero que espero poder contarte muy pronto.
    .
  • He publicado mi quinto libro: Inteligencia Emocional para padres y educadores 📖. Creo que, como todos los autores, diré el topicazo de que es el que más me gusta de todos… ¡Pero es que es así! Cada año considero que tengo más experiencia, más conocimientos y, evidentemente, estos se ven reflejados en mis obras.
    .
  • He encontrado el equilibrio entre la vida profesional y laboral 🤹‍♀️. ¡Aleluya! Tras bastante tiempo trabajando desde casa, he encontrado el equilibrio perfecto entre el trabajo y mi vida personal. Por fin puedo descansar un martes cualquiera sin sentirme mal por ello o trabajar un domingo sin sentirme culpable (al final, todo se resumía al  sentimiento de culpa). Ya no tengo un control tan estricto sobre las horas que dedico al trabajo o al ocio y es, simplemente… porque no lo necesito. He decidido confiar más en mí, en mi sentido común, en escuchar a mi cuerpo y hacerle menos caso  a las aplicaciones de productividad o a los gurús de turno.
    .
  • He aumentado mi nivel de autoconocimiento 🧘‍♀️. Quizás te sorprenda este punto, porque este es un blog de Inteligencia Emocional y se supone que esto es algo que tengo que tener perfectamente masticado, ¿verdad? ¡Pues no! Y no porque hasta ahora no haya trabajado, sino porque noto que he este año he puesto MUCHO en práctica todo lo aprendido hasta ahora a nivel teórico. Y es que nosotros cambiamos, nuestro entorno cambia, nuestras necesidades cambian, nuestros objetivos cambian y nuestra vida nos expone a nuevas situaciones que requieren de habilidades específicas que quizás no teníamos desarrolladas. Todo esto requiere de un trabajo de autoconocimiento, adaptación y gestión de esas nuevas habilidades 🧐.
    Este año he notado que he aumentado mucho mi capacidad para escucharme, aceptarme, comprender de dónde vienen mis emociones y expresarlas de una forma no dañina (ni para mí misma, ni para mi entorno). Sobre todo, siento que identifico con relativa facilidad las manifestaciones físicas de algunas de mis emociones y, de manera casi automática, ya reconozco los pensamientos asociados a las mismas. Muchas veces ya sé lo que me quieren decir y de dónde vienen esos pensamientos, lo que hace mucho más fácil que las acepte, las comprenda y consiga expresarlas sin caer en un secuestro emocional 🤯.

    .
  • He conseguido incluir el deporte como un hábito en mi vida 🤼‍♀️. Nunca pensé que diría esto, jajajaja. Como ya sabes, hace un tiempo que practico Qigong y hace unos meses me inicié en el kung-fu y ¡me encanta! Nunca lo habría pensado, ya que es un arte marcial que, lógicamente, implica dar patadas, puñetazos, el uso de armas… jamás pensé que algo así encajaría conmigo, ya que me parecía muy poco “zen”, pero mira… nunca digas nunca 😬. Lo he probado y ahora no puedo parar. Así que ahora entreno 5 horas a la semana y aunque termino agotada, lo estoy disfrutando un montón.
    .
  • He mantenido el hábito de la lectura 📚. Este era otro de mis propósitos de 2018 y la verdad es que me siento muy orgullosa de haberlo conseguido. No al ritmo que me propuse como ideal, un libro cada 10 días, pero sí al que consideraba mi objetivo mínimamente aceptable: 12 libros al año. Si termino el que me estoy leyendo ahora, conseguiré llegar a los 13. No es algo que me obsesione, ni mucho menos, pero estoy contenta de haberlo conseguido. Si quieres saber alguno de los libros que he leído, puedes seguirme en Instagram.

Cosas que no han ido tan bien en 2018

  • Escuela con Corazón 💖. Todavía no funciona “como debería”. Aún siento que doy palos de ciego, sobre todo con el tema del marketing: probando unas cosas, cambiando de estrategias… e indagando en temas como las bonificaciones, certificaciones, colaboraciones con otras empresas, etc. Aún queda camino por recorrer y cositas por mejorar.
    .
  • Un año más, me sigue costando venderme 🙄. El tema del marketing se me atraganta. Poco más que añadir a esto, ya que no es nada nuevo. Afortunadamente voy notando progresos en cuanto a mi seguridad en este campo y voy dando pasitos hacia delante. Crucemos los dedos para que esta sea la última vez que escribo sobre este tema.
    ..
  • Dejar de lado Maestra de Corazón 😩. También, por desgracia, esto no es la primera vez que me pasa. Otro error recurrente. Echo de menos escribir en el blog. Como comenté en Instagram, sé que los expertos en marketing digital dirán que los blogs son cosa del pasado, pero me da igual. Me gusta escribir, se me da bien y quiero seguir haciéndolo. Así que, una vez más, entre mis propósitos de 2019, estará retomar este blog y también escribir una newsletter semanal a mis suscriptores con cositas muy jugosas. Así que, si quieres estar al día, ¡suscríbete! 
    .
  • Mis vaivenes emocionales 🎭. Sí, este año ha venido repleto de autoconocimiento y trabajo de gestión emocional, pero eso ha implicado también, que viviese mi primera crisis de ansiedad y que en un par de momentos (no es demasiado en todo un año, lo sé), perdiese el control sobre mis emociones y reaccionase de una forma poco adecuada. Esto no es del todo negativo, ya que vino acompañado de un aprendizaje, pero sí que guardo un par de recuerdos amargos en este aspecto.

    Mis aprendizajes de 2018

  • No quiero dejar de escribir 📝. Me gusta y se me da bien. Creo que me empeñaba en dejarlo a un lado para salir de la famosa “zona de confort”, pero no debemos repeler todo aquello que nos es conocido como si fuera un zombie hambriento.
    .
  • Hablar en público no es tan terrible 🎤. Para mí lo era, no sabes hasta qué punto. Ahora incluso hay momentos en los que lo disfruto. Me sigo notando muy “alerta” cuando tengo a muchos ojos pendientes de lo que digo, pero he notado una gran mejoría durante todo este 2018.
    ,
  • Busca estrategias de marketing acorde a tus valores 📈💖. Creo que uno de mis principales errores a nivel de marketing tanto con la escuela como con Maestra de Corazón fue delegarlo completamente. Dejaba que “el experto de turno” me dijese qué era lo mejor para la escuela y punto. No daba ningún tipo de pauta, ni marcaba ningún límite ni me involucraba en la creación de la estrategia o el camino a seguir. Considero que ha sido un error no tratar de enfocar el marketing acorde a los valores que represento y en los que creo. Probablemente ese haya sido uno de los motivos por los que no he visto los resultados que deseaba.
  • No juzgues a la ligera 🤨. No emitas un juicio de valor sobre nadie o sobre algo gratuitamente. Tratar de comprender, de escuchar sin juicio, de probar las cosas con curiosidad y con una mente abierta, nos facilita mucho la vida y nos enriquece enormemente.




Y con esto, tenemos mis conclusiones de 2018… Tan sólo me queda animarte a extraer tus propias conclusiones de este año que termina y desearte lo mejor para el año que está a punto de entrar

¡Próximamente, mis objetivos de 2019! Prometido ;).

2 comentarios en “Mis principales aprendizajes de 2018”

  1. Hola Belén,

    Te animo a que este año escribas más en el blog. 🙂

    Aunque entiendo que es muy difícil compaginar todo lo que haces.

    Hace unos meses comencé a ir al gimnasio y ya lo he convertido en un hábito, así que espero que para el año que viene pueda centrarme más en hacer deporte, en asistir a cursos (normalmente los hago online) y a leer más (a ver si llego a los 50 libros este año -un libro por semana más o menos).

    ¡Te deseo mucha suerte en tus proyectos este año!

    • Buenos días, Oracio:

      Mil gracias por todos tus comentarios y por tu ánimo a escribir. Está bien comprobar de vez en cuando que hay alguien al otro lado de mi pantalla ;).

      Me alegra que tú también te animes con los propósitos de año nuevo. A final de año veremos lo que hemos conseguido. Te animo a suscribirte a la newsletter, porque en breve tendréis noticias mías ;).

      Un abrazo y gracias por todos los comentarios!

      Seguimos en contacto,
      Belén Piñeiro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.