fbpx

Diseños para motivar: Ideas para crear nuevos espacios

En breve comienza el nuevo curso escolar. Tras un verano lleno de movimiento, alegría y diversión, los pequeños vuelven a las aulas, donde estarán sentados todas sus jornadas. Siempre he pensado que el cuerpo es el gran olvidado en la pedagogía tradicional. No sé tú, pero a mí de pequeña se me hacían interminables las horas sentada en el pupitre. A lo largo de la mañana buscaba diferentes formas de colocarme en el mismo (créeme, hay más de las que puede parecer), y terminaba apoyándome en la mesa, con la mirada perdida,  contando los minutos que me quedaban para levantarme y salir de allí. Mi postura final, solía ser esta:

Captura de pantalla 2015-08-26 a las 12.57.56

La verdad, es que no sé si esto tendrá algo que ver con la escoliosis que muchos niños de mi generación sufríamos (sí, me incluyo). También se achacaban al peso de la mochila, que entre los libros de texto, las libretas y el resto de material escolar, era mucho para nuestras espaldas en desarrollo. Sea como sea, el pasarnos 5h los afortunados que teníamos jornada continua, o 7h los  alumnos de jornada partida, sentados en un pupitre durante 15 años, más los de universidad, no creo que sea beneficioso ni para la espalda, ni desde luego, para la motivación estudiantil.

Y no olvidemos que, después de la jornada escolar, queda llegar a casa y repasar, estudiar o hacer deberes. ¿Y dónde hacíamos los deberes? En nuestros «rincones de estudio«: Una mesa y una silla que SuperNanny sigue perpetuando a día de hoy. ¿De verdad alguien piensa que lo mejor para un niño que llega a casa a las 17:30 (con suerte, sin contar extraescolares), después de estar todo el día sentado en su pupitre, es sentarse en una silla a hacer los deberes, en la misma postura? ¿Eso es bueno para su cuerpo? ¿Y para su motivación? (Nota mental: Dedicar otro post al tema de los deberes).

Captura de pantalla 2015-08-26 a las 12.45.14

El diseño como herramienta para el aprendizaje

Sólo a modo informativo, decirte de que ya hay escuelas que apuestan por diseños innovadores, creativos que inspiren y motiven a los niños, donden tengan libertad para moverse, y colocarse en la postura que a ellos les apetezca. Estos colegios siguen siendo un lugar donde aprender, pero del que, curiosamente, los niños no quieren salir…

Escuela pública Vittra, Estocolmo.
Escuela pública Vittra, Estocolmo.

Si quieres saber más sobre ésta y otras escuelas, te facilito este pequeño vídeo. Sólo necesitas ver los 3 ó 4 primeros minutos (si es que no quieres dedicarle 10′, que tampoco son demasiados…) para entender la importancia del diseño a la hora de potenciar el aprendizaje.

 

Y yo, ¿qué puedo hacer al respecto? Diseños motivadores.

Sé que ahora pensarás: «Muy bien Belén, de acuerdo, pero en mi ciudad no tenemos esta alternativa, no existen colegios como esos, tan sólo los tradicionales«. Lo sé, y no era mi intención entristecerte, ni mucho menos. Pero entiendo que el primer paso hacia el cambio es la información. Ahora, trataré de darte las pautas para hacer una pequeña revolución en tu hogar, que es el siguiente paso, y este sí que está a tu alcance. Por lo que te animo, a que crees un rincón de estudio/lectura/descanso/creatividad en tu hogar, donde a tu hijo sí que le apetezca estar, y donde tenga cierta libertad de movimiento. No necesitas invertir demasiado y te aseguro que te dará muy buenos resultados. Aquí tienes algunas ideas:

Ejemplo de habitaciones con "libertad postural"
Ejemplo de habitaciones con «libertad postural»

Sé que éstas no son diseños explícitamente infantiles, pero son un claro ejemplo de lo que quiero mostrarte. Si te fijas, en ambos espacios existe multitud de posibilidades para colocarse: Puedes tumbarte en la alfombra a escribir (aunque yo las pondría más cómodas); sentarte en una mesa a colorear; recostarte en un sofá mudillito; sentarte con las piernas cruzadas, en «flor de loto«; de rodillas; utilizar los cojines de la forma que desees; sentarte en un taburete o incluso hacer uso de un balancín. Y algo imprescindible para mí en cualquier lugar de estudio: que haya una fuente de luz natural ¿Por qué no tratar de darle estas posibilidades a los niños?

Y ahora sí, éstas son las versiones que he encontrado más infantiles:

Captura de pantalla 2015-08-26 a las 13.54.19
– En la imagen de la izquierda añadiría algunos cojines al lado del «puf» principal y no queda mucho espacio para el movimiento. – En la imagen de la derecha, yo colocaría la mesa al lado de la ventana y pondría la lámpara al otro lado del sofá, pero me encanta la amplitud! espero que ambas imágenes te den algunas ideas :).

Casi todos los niños tienen una mesa de estudio en su habitación (normal). Yo te animo a añadir algún espacio más, que le permita hacer lo mismo que hace sentado, pero con un entorno más creativo y permitiéndole que decida de qué forma está más cómodo.

Captura de pantalla 2015-08-26 a las 13.59.31
¡Crea espacios inspiradores! Cómodos y creativos :).

Nada más por hoy. Espero haberte dado algunas ideas para encarar este nuevo curso con otra motivación. Échale una mano para que no pierda el entusiasmo, la imaginación, la creatividad, y sobre todo, la curiosidad por el aprendizaje.

Si te gustó este post, también te gustará...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.