Inteligencia Ecológica – Qué es y cómo desarrollarla.

¿Has oído hablar de la Inteligencia Ecológica? En este artículo descubrirás qué es y cómo desarrollarla en ti mismo, y en los más pequeños. ¿Me acompañas?

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA ECOLÓGICA?

Podría definirse como la actitud de producir el menor daño posible al medio ambiente y a la naturaleza. Ser consciente de las consecuencias que tienen nuestras elecciones en el sistema en el que vivimos, para ser menos contaminantes y perjudicar menos la salud ya deteriorada de nuestro planeta.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Hace unos días leí esta noticia: El planeta agota su presupuesto ecológico para 2014 en 8 meses. Necesitamos urgentemente educar la conciencia sobre este tema, y también educar la emoción. Daniel Goleman ha escrito un libro que comparte título con este post: Inteligencia Ecológica. En él explica que, para cambiar el mundo, primero debemos modificar nuestro propio cerebro, haciéndolo sensible a los riesgos que supone mantener nuestro estilo de vida actual y nuestros hábitos de consumo, ya que al llevar tan poco tiempo  en el mundo moderno, nuestro cerebro todavía no se ha adaptado para registrar estos riesgos y el daño real que suponen.

inteligencia-ecológica

 

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

La verdad es que con separar los residuos que generamos y cambiar nuestras bombillas por otras de bajo consumo, no es suficiente, aunque podemos tomarlo como el primer paso. El cambio debe hacerse a nivel personal, interno. Dejar de pensar de una forma consumista e individual, para pasar a una más ecológica y global. ¿Qué pretendo decir con todo esto?

– Pensar en las próximas generaciones. ¿En qué mundo quieres que crezcan tus nietos y bisnietos?

– Antes de comprar, piensa en el impacto ecológico de ese producto. No solo en sus componentes: El transporte y la mano de obra también son parte de su fabricación. Debemos exigir un etiquetado transparente, que nos dé la máxima información posible acerca de todo el proceso de elaboración y transporte de ese producto.

– Promover y compartir las mejoras para reducir los daños. Intenta concienciar a amigos y familiares de esta situación. ¡Comparte este artículo!. Cuantos más seamos a favor del cambio, mucho mejor :).

– La inteligencia ecológica puede tomarse como una extensión de la Inteligencia Social, ya que requiere empatizar con las personas de nuestro entorno, aunque no las conozcamos. Podríamos hablar de Inteligencia Colectiva.

¿CÓMO CONCIENCIAR A LOS MÁS PEQUEÑOS?

La respuesta es muy sencilla: Promoviendo en los pequeños actitudes positivas hacia el medio ambiente y teniendo contacto constante con la naturaleza, tanto en el hogar, como en la escuela.

– Podemos inculcar la reutilización de los productos y el reciclaje de materiales de deshecho como papel, cartón y vidrio, por mencionar algunos. Hay un montón de actividades y manualidades que se pueden llevar a cabo con ellos. Aquí tienes algunas actividades low cost que te servirán como ejemplo :).

– Para fomentar en los niños el cuidado del medio ambiente, nada como salir de excursión a la naturaleza y dar paseos, ya sea por el bosque, la montaña o la playa. ¡Fácil y muy económico! Si no se te ocurren actividades, aquí tienes 10 planes al aire libre muy entretenidos 🙂

Sembrar plantas. ¿Quién no ha plantado lentejas o habichuelas alguna vez? Si nunca lo has hecho, no pierdas la oportunidad. ¡A los peques les encanta verlas crecer! Te dejo esta pequeña guía para orientarte.

Ejercicios y relajación al aire libre. Antes de que llegue el mal tiempo, te animo a que al menos, realices una vez una sesión de relajación en plena naturaleza con los más pequeños. Si nunca has realizado esta actividad, tienes aquí una sesión completa de relajación con niños. Espero que la disfrutes y que me cuentes cómo ha ido la experiencia!

Observación y toma de conciencia. Esto quizás sea lo más importante. Nada como hacerlo en la propia naturaleza. Intenta que valore lo que tiene a su alrededor cuando lo visitéis, y si hay basura, que también tome conciencia de lo perjudicial que es. Empieza por ser tú el mejor ejemplo (no puede haber un post en el que no escriba esto ;). No tires residuos al suelo, a la playa o a la montaña y cuando veas algo así, enséñale a tu pequeño lo perjudicial que es, para él, para ti, y para todos hoy… y mañana.


¡PARTICIPA!

¿Vas a intentar desarrollar la Inteligencia Ecológica en tus hijos o alumnos? ¿Tienes alguna duda o sugerencia de cómo hacerlo? ¡Recuerda compartir tus conocimientos! Haz que este artículo llegue al mayor número de personas posible.
¡Hasta el lunes! Nos vemos en las redes sociales!

Un fuerte abrazo,
Belén


¡Suscríbete ya! Llévate este ebook de regalo con actividades de Educación Emocional!

Suscríbete y recibe de regalo

Suscríbete y recibe de regalo “7 consejos prácticos y 2 herramientas infalibles para erradicar las rabietas con Educación Emocional”. Así que ¡No esperes más! Lo recibirás en tu buzón de entrada como obsequio por unirte a esta gran familia. Además, te llegarán todas las actualizaciones del blog, con más artículos dedicados a la Educación Emocional y Social. ¿A qué esperas para suscribirte? 100% seguro y libre de spam.

Por favor comparte en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *